Filippine, viaje de la Comunidad Misionera de Villaregia
Ci giungono in questi giorni notizie da p. Valerio D’Eliseo e p. Roberto Atzeni, missionari in visita a Hong Kong, Filippine e Cambogia partiti con il desiderio di stabilire alcuni contatti e approfondire la possibilità di iniziare una nuova missione.

¡Aterrizados! Llegados en el continente asiático el 6 de enero, p.Valerio y p. Roberto se quedaron, según el programa, en Hong Kong, metrópoli de 7 millones de habitantes en la costa sureña de China, acogidos por una pareja de amigos hongkonghesi, Louis y Christina. Los padres del PIME (Pontificio Istituto Missioni Estere) que están en Hong Kong desde 1858, han hospedado a los misioneros ayudándolos a conocer la realidad.

Hong Kong, letteralmente "porto profumato",  è una regione amministrativa speciale della Cina

 

Algunos números- A la fecha Hong Kong cuenta con 61 parroquias y alrededor de 400 mil católicos, mitad de los cuales de otros Países cercanos. Las escuelas católicas son 252. Los bautismos son alrededor de 7000 por año y mitad de ellos son recibidos por adultos. El idioma más difundido es el cantónese, caracterizado por una gramática y por un léxico no simple y que requiere varios años de estudio.

El encuentro con los habitantes- "Hemos conocido varias personas - nos cuentan los misioneros en una carta - escuchado sus testimonios, gozado por la obra d Dios en lo íntimo y en la vida de muchos cristianos que viven su fe en un contexto nada fácil".

Rumbo a Filipinas - El lunes 9 de enero p. Valerio y p. Roberto se mudaron a Manila (Filipinas) donde han sido acogidos por p. Nemesio, sacerdote misionero filipino de la congregación del Corazón Inmaculado de María. "Luego de una hora y media de viaje - cuentan- llegamos a su casa atravesando una grande parte de la ciudad que cuenta con 12 millones de habitantes. Hemos notado mucha gente por las calles, un tráfico increíble y lamentablemente mucha pobreza: mirando a esta realidad nos parecía de volver a Perú, a Lima y a Brasil!". 

 

Filippine: 7.107 isole in un fazzoletto di Oceano Pacifico

 

Una calurosa acogida - La casa en la que han sido hospedados los misioneros es una casa de formación de los misioneros del Corazón Inmaculado de María, en la que viven 11 jóvenes: dos brasileños y nueve indonesios. "El día siguiente a nuestra llegada - cuentan p. Valerio y p. Roberto - hemos celebrado la S. Misa a las 6.30 juntos con los novicios. Nos ha impactado mucho el hecho de que al saludar las personas piden la bendición de una forma especial: aprietan la mano del sacerdote y la traen a su frente. Luego nos movimos a otros pueblos para algunos encuentros y también aquí encontramos muchísima acogida y disponibilidad. P. Nemesio y sus hermanos nos brindaron muchas atenciones así que nuestra visita ha sido aún más eficaz".

La misión a Montalban - Los misioneros han visitado también la misión de Montalban en la que viven 150000 habitantes. La misión surgió' luego de la reubicación de personas desalojadas provenientes de otras zonas necesitadas cerca al mar y colocadas en casas de 36 metros cuadrados. Allí trabaja un Padre, ayudado en el fin de semana por otro sacerdote y por cinco seminaristas. 

"En estos días - concluyen - hemos encontrado el obispo de una diócesis de las montañas, y el Provincial de los Misioneros del Corazón Inmaculado de María, presentes en Filipinas desde hace muchísimos años. Nuestro "tour" continuara' en los próximos días con otros encuentros y contactos con las comunidades locales. Contamos con su oración. Hasta pronto. P. Roberto y P. Valerio".