En la Comunitá misionaria di Texcoco la emergencia se vuelve oprtunidad de crecimiento espiritual y cercanía a los más necesitados.


 Desde el 30 de marzo en México estamos en emergencia sanitaria: el gobierno ha invitado al auto - aislamiento en casa y declarado la jornada de Su-sana distancia, aunque no hay sanciones en caso de incumplimiento de estas recomendaciones. Lamentablemente hay todavía mucha gente que no comprende la gravedad de la situación que estamos viviendo y la difusión de fake news no ayuda a crear conciencia.

De otro lado el 60% de la población vive del trabajo informal, al día, para estas personas no salir de casa significa quedare sin el pan de cada día; además el reducido tamaño de las casas, en muchas situaciones, no permite aislarse en caso de contagio.

Es muy preocupante la dificil situación del sistema sanitario, ya de por sí insuficiente para atender a la población, los hospitales públicos son insuficientes y los privados son un lujo que pocos pueden permitirse.

¿Qué estamos haciendo?

Nuestra acción se desarrolla en dos frentes: el cuidado pastoral y espiritual de nuestra gente y las acciones de promoción humana.

Frente al sufrimiento generalizado y en la imposibilidad de acceder a los sacramentos, cosa muy dolorosa para el pueblo mexicano por su especial amor a la Eucaristía, estamos transmitiendo a través de facebook la Celebración Eucaristica, la oración de las ludes y el santo rosario cada día, son muchísimas las intenciones que cada día nos llegan para ser presentadas durante la Eucaristía. Nos conmueve la participación de nuestra gente que mucha veces comunica a través de mensajes, “Estamos aquí para rezar con ustedes“  “Amén“  “Señor en ti confío“ ...

Percibimos una fuerte necesidad de aferrarse al Señor y confiar en Él.

Las mensuales con los GIMVIs continúan on line, compartiendo la vida, la espiritualidad y la alegría de encontrarse y compartir la fraternidad.

 

 

 

Junto a la actividad pastoral, en este tiempo hemos adaptado las actividades sociales para responder, de algún modo, a las muchísimas necesidades de los hermanos más necesitados.

Despensas y medicinas para los más necesitados

La campaña “ Fraternidad y cercanía con los más necesitados“ ha sido lanzada par recoger material de limpieza y alimentos para distribuirlos entre las familias mas afectadas por esta contingencia. Agradecemos por la generosidad del pueblo mexicano que comparte desde lo poco que tiene.  Contemporaneamente, hemos podido ayudar a familias que necesitaban medicinas y otros insumos de primera necesidad.

El centro misionero se ha vuelto un centro de acopio del material que llega y con el cual se preparan las despensas que serán luego distribuidas con la ayuda de voluntarios y agentes de pastoral. 

Comunicación con la Protección Civil

La Comunidad está en contacto con la protección civil de Texcoco para colaborar en caso de necesidad de estructuras debido a la contingencia sanitaria. 

Escucha y acompañamiento espiritual 

Hemosa activado un servicio de escucha y de asesoría para ayudar a las peronas a enterarse de posibles ayudas del gobierno y cómo acceder  ellas.

En  todas estas actividades estamos trabajando en sinergía: la Comunidad Misionera, la Asociación civil Juntos sin fronteras y la Parroquia Cristo Rey.

También tú puedes contagiarte del virus de la solidaridad!