Con mucha alegría y gratitud celebramos los 20 años de presencia de la CMV en tierra mexicana, esta vez en el centro misionero de la CMV en el Tejocote, con la presencia de p. Amedeo presidente de la CMV y Briseida consejera de la comunidad. Durante la celebración eucarística p. Amedeo, a nombre de los misioneros,  invitó a los presentes a llevar el anuncio y la vida de Dios que en estos años se ha desarrollado en el camino con la comunidad más allá de nuestras fronteras. Como agradecimiento los misioneros entonaron el canto México lindo y querido, expresando así el amor por esta tierra.

No podía faltar la fiesta mexicana con rondalla, mariachis, bailes folclóricos y una simpática representación de la llegada de los misioneros a México.

Gracias a todos los que permitieron que se realizara esta celebración. Nos esperan muchos años más de camino.