Hoy, la iglesia de Puerto Rico, cerró el Año Extraordinario para la Misión convocado por la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, en una misa celebrada en el Complejo Deportivo de la PUCPR en Ponce. Con una bonita presencia de fieles de las distintas diócesis, también se hizo el lanzamiento del Congreso Americano Misionero (CAM 6) ,que se celebrará en el año 2023 en nuestra isla.

El CAM 6, un evento de todo el Continente americano, busca continuar despertando la conciencia de la misión adgentes (anuncio en territorios donde no conocen el Evangelio), asumiendo acciones concretas en y desde América hacia la Iglesia universal.

Durante la celebración, se escucharon los mensajes de Mons. Daniel Fernández Torres, director nacional de la OMP (Obras Misionales Pontificias), P. José Orlando Camacho, coordinador general del #CAM6 y P. Carlos Manuel, coordinador de la sede quienes ofrecieron detalles de la organización y comisiones del evento.

 

También, el Monseñor Ghaleb Moussa Abdallah Bader, Nuncio Apostólico de la República Dominicana y Delegado Apostólico para Puerto Rico, compartió un breve mensaje con el pueblo de Dios, previo a iniciarse la Santa Eucaristía presidida por Padre Obispo Rubén A. González, Obispo de Ponce. Como signo del lanzamiento nacional del CAM 6, cada uno de los Obispos y el Delegado Apostólico, encendió su antorcha, en representación de cada Diócesis desde el cirio pascual.

 

Padre Obispo Rubén, quien presidió la misa, y cada Obispo entregó a su delegado de misiones la antorcha y entregó la bandera del #CAM6 a un laico/laica correspondiente de su diócesis.

 

Como comunidad, también dijimos presente en este evento junto a miembros de nuestra parroquia y miembros asociados y voluntarios. También, durante el evento se pasó un video con un mensaje de la misionera Puertorriqueña de nuestra comunidad, Ana Ivellise Rodríguez, quien se encuentra viviendo su experiencia misionera desde hace unos meses en Burkina Faso, Africa. Confiamos a las oraciones de todos la preparación de este congreso, para que el Espíritu nos permita comprender y disponer nuestras fuerzas al  servicio de la misión de la iglesia universal.