El domingo 18 de diciembre hubo las primeras comuniones en Quebrada de Retamal, “periferia de la periferia de Lima” donde algunos misioneros de la formación estuvieron trabajando en este año de 2016.

Después de casi un año de preparación con la catequesis, 10 niños recibieran sus primeros sacramentos de iniciación a la vida cristiana, donde ahora son llamados a continuar participando de la parroquia y de continuar sus caminos con Dios.

En octubre siete niños de los 10 vivieron el bautismo, sábado 17  todos vivieron sus primeras confesiones y seguir sus caminos iniciales con las primeras comuniones.

Se trata de familias que muchas veces no tienen un contacto con la parroquia, con la palabra de Dios y con la Iglesia. Una de las mamás de los niños se expresó: “Yo también deseo hacer mi primera comunión después que vi el camino de mi hija”.

Dios con su providencia aconpañó a los misioneros en retamal. Algunos hermanos y hermanas apoyaran con donaciones y dedicaron también tiempo para está allí haciéndose así mano de Dios para este pueblo y para los misioneros.

Por ahora, estamos reflexionando como continuar el camino para el próximo año con estos niños y en esta población tan “hambrienta de pan y de Dios” como nos recordó con gran sensibilidad pastoral y humana San Juan Pablo II en su visita a Lima en 1985.

Primera comunión en quebrada de Retamal
Primera comunión en quebrada de Retamal