El día 21 de octubre el grupo GIMVI adolescentes de la comunidad de Lima ha llevado a cabo un recital misionero.

"Mi corazón es misionero". El evento, realizado en el mes dedicado a la misión, nació con el deseo de los chicos de comprometerse como grupo misionero para que las personas pudieran abrir su corazón a otras realidades del mundo y pudieran tomar conciencia de que el anuncio del Evangelio es para todos los hombres y todas las culturas.
El evento, caracterizado por danzas y actuaciones, ha sido también una oportunidad para recaudar fondos para las misiones de la Comunidad Misionera de Villaregia, a través de la venta de ricas viandas preparadas por los grupos misioneros de parejas y adultos.
Una iniciativa que ha permitido a los adolescentes sentirse evangelizadores, venciendo los miedos iniciales y descubriendo lo bello de poner a servicio de todos los muchos talentos que Dios les ha dado.