Los días de 17 a 20 de noviembre se realizó un Taller de iconografía en la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza en Lima.

Tres días de encuentro, en los cuales los cursillistas han pintado el rostro de Jesús. A cada etapa de realización del icono, los participantes han podido meditar la Palabra de Dios, rezar juntos y encontrarse personalmente con aquel Rostro que, a lo largo de los días, iba tomando forma.

Una evangelización a través del arte y de la imagen, que une espiritualidad y manualidad y donde se puede anunciar el kerigma, recorriendo las etapas de la Creación y de la historia de salvación.