Hechos 2016

Se realizó el día 12 de noviembre, un encuentro juvenil en Lima para celebrar la vida, el encuentro, la amistad, la diversidad y el amor a Cristo.

Ha sido una jornada extensa llena de sorpresas, actividades grupales, conciertos, conversatorios, ventas de productos católicos y charlas ofrecidas por líderes de diferentes congregaciones de la Diócesis, además de nuevos proyectos liderados por jóvenes que evangelizan con su servicio.

Hechos nació el año 2014, luego de que el Papa Francisco pidiera a los jóvenes  en la JMJ 2013 de Río de Janeiro: “quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera, quiero que la Iglesia salga a la calle”. Es en este llamado que los jóvenes peruanos respondieron organizando una “mini JMJ” llamada “HECHOS”, un encuentro realizado por y para jóvenes nacido para compartir la experiencia de ser Iglesia, para no sentirse solos y nutrirse de cada espiritualidad o carisma. Es justamente el lema de Hechos 2016: “HECHOS para ser UNO”, un llamado a sentirse parte del cuerpo de Cristo.

“Ha sido una experiencia conmovedora y edificante ver a tantos jóvenes de diversas partes de Lima que se reunían desde tempranas horas para compartir experiencias, amistad, carismas, etc.” – escribe una joven de la CMV que participó. De las muchas actividades de esta jornada, hubo también stands que brindaban información vocacional, otros informaban proyectos juveniles, juegos, cantos y bailes que mostraban el rostro joven de una iglesia viva. También hubieron charlas con diversas temáticas, la Adoración al Santísimo y unas largas colas para recibir el sacramento de la confesión.

Fue una jornada intensa y muy profunda, con un gran desafío de continuar el camino. “Sabemos que no todo acabó ese día sino que se dio inicio a la tarea de llevar la verdad de ser UNO a nuestras parroquias, grupos o comunidades juveniles y ser siempre iglesia joven que caminan juntos para demostrar que somos felices amando a Cristo y eso nos basta.” – nos escribe una voluntaria de la CMV.

La jornada concluyó con la Santa Misa precedida por el Fray Alexander Lam O.S.A.  y luego cerró con un concierto brindado por el grupo brasileño Shalom que hizo bailar y cantar a todos los jóvenes.