IV CONAJUMI LURIN

Desde el 11 al 13 de noviembre, se realizó, por primera vez en la diócesis de Lurín, el VI Conajumi (Congreso Nacional Juvenil Misionero) con la participación de 250 jóvenes, representantes de algunas diócesis de nuestro país.

Un encuentro que reunió una pluralidad y diversidad de miembros y estilos de vida en la Iglesia como expresión del único Cuerpo de Cristo, con único objetivo de anunciar el amor de Dios. “Fue una experiencia valiosa conocer varias personas, entre jóvenes, laicos, religiosas y párrocos enamorados de la misión de la Iglesia” como nos relata Enith Arévalo Celis, misionera de la Comunidad de Villaregia y una de los organizadores del evento.

El obispo de Lurín, monseñor Carlos García, estuvo presente en la misa de inauguración del congreso que tenía como lema,  Joven: "Avívate por el Evangelio",  con deseo de acoger la invitación del Papa Francisco en la Evangelii Gaudium “Sueño de una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la auto preservación” (EG 27).

El objetivo fue unir los diferentes movimientos, grupos juveniles y jóvenes que estaban deseosos de tener una experiencia en torno al documento de la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” que permitió profundizar una experiencia de ser discípulo misionero de Jesús, comprometiendo en cada espacio de sus vidas.

Un trabajo que envolvió muchas personas y “damos gracias a Dios por ellos, por su trabajo humilde y generoso, por su fe y alegría, por su confianza y gratuidad.” – nos escribe una de las organizadoras, y así continua “seguramente Dios Padre miró con agrado la entrega y el corazón de cada una de esas personas. Agradecemos, también, por el amor Providente del Señor, que permitió que durante la misa de clausura del Congreso, se realizara, también el envío y la entrega del crucifijo de dos hermanas de la Comunidad Misionera de Villaregia: Gisella Minaya y Miriam López, que en el mes de enero partirán para nuestra comunidad de Bello Horizonte, Brasil.”

 

envío y la entrega del crucifijo de dos hermanas de la Comunidad Misionera de Villaregia: Gisella Minaya y Miriam López
Jóvenes IV CONAJUMI
IV CONAJUMI