Acabamos de volver de Puquio, donde hemos vivido una bonita semana de evangelización. Jóvenes del grupo Gimvi y misioneros hemos estado en este pueblo de la sierra peruana, visitando casa por casa y bendiciendo hogares y tienditas.

Además, hemos realizado tres días de talleres para niños y adolescentes en que pudimos anunciar el amor de Dios y compartir nuestras experiencias de fe y de fraternidad, y nos hemos ofrecido para arreglar el jardin de la casa del parroco que necesitaba de un poco de orden y armonia.
Finalmente, los días viernes y sábado, hemos ofrecido el retiro “El Evangelio en 8 palabras” para adolescentes, que han gozado mucho por la alegría de los jóvenes y por todas las verdades que han podido aprender.

 Estamos muy agradecidos por esta experiencia, por la acogida del párroco de Puquio P. Efren, por la entrega de cada uno que ha permitido que esta semana se volviera una experiencia de amistad entre nosotros y un don para el pueblo.

Evangelizacion en Puquio en la sierra peruana con 50 jovenes

Una vez más todos hemos comprobado que evangelizar siempre es una acción recíproca, donde quien evangeliza es al mismo tiempo evangelizado por la fe y el ejemplo del otro.
Demos gracias a Dios por esta semana y le pedimos que haga crecer las semillas que hemos sembrado con mucho amor.

¡Gracias Puquio!