El domingo 14 de Agosto han profesado sus votos perpetuos nuestros queridos hermanos Gonzalo Salcedo, Gladys Chuquiruna y Valerio Siddi.  Ha sido un  encuentro lleno de sentimientos profundos,  de vida entregada a la misión y de decir sí a Dios para siempre.

Les compartimos algunos  bellos sentimientos con los que ellos han vivido sus votos en este día tan especial:

"El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres" es la palabra de Dios que me ayuda a expresar lo que siento en este tiempo. Verdaderamente Dios me ha hecho experimentar cuán grande es su amor y grande su misericordia. Llego a este sí definitivo después de ocho años de camino, cinco años en Lima y tres años en Italia, experiencias que me han ayudado día a día en la elección de entregar mi vida a Dios en la Comunidad Misionera de Villaregia. Presentándome al inicio de la celebración de los votos, compartí como desde niño me apasionaba la historia al punto de querer enseñar historia por el resto de mi vida, cuando conocí a Dios me di cuenta como Él había entrado en mi historia y la ha ido modelando en el tiempo acompañándome fielmente hasta hoy en el que digo sí al Dios de la Historia, al Dios de mi historia. (Gonzalo Salcedo)

“Tengo el corazón lleno de alegría y de agradecimiento a Dios, que quiso llamarme en mis años de juventud: Al encontrarme me habló de amor, me llamó a seguirlo, me prometió una vida plena y feliz… Enamorada del Amor, por primera vez dije sí para siempre, a los 17 años… 
Ayer, después de un largo pero hermoso camino, en una digna celebración engalanada por la presencia de muchos amigos y amigas, hermanos en Cristo, junto a mis hermanos Valerio y Gonzalo, pronuncié mi sí para siempre, entregando mi vida a Dios en mi querida Comunidad Misionera de Villaregia. 
Gracias por cada oración y por cada gesto de cariño, Gracias por la presencia de muchos que estuvieron físicamente ausentes, Gracias por haber celebrado juntos ¡el amor fiel y misericordioso de Dios!” (Gladys Chuquiruna Romero)

“Agradezco a Dios por su grande Misericordia. Si llego a este paso es por su bondad, por su levantarme siempre en mi camino. Si El me ama así no puedo que decirle “Heme aquí”. Hoy celebro su fidelidad a mí y a nuestra Comunidad. Hoy quiero entregarme a Él y a la CMV y decirle: “Aun con toda mi pobreza y fragilidad te quiero!” (Valerio Siddi)

La misa estuvo precedida por el Padre Antonio Urru quien en su homilía nos ha recordado los bellos pilares de la vida consagrada. También hemos tenido la bendición de haber contado con la presencia de  nuestros queridos consejeros: Padre Antonio, Edileusa y Renata quienes  se encuentran en medio de nosotros por estos días.

Luego de la misa se realizó una bella celebración junto con toda la comunidad y los miembros asociados acompañada por danzas típicas peruanas y una cena especial.

Al día siguiente, 15 de Agosto, se celebraron los primeros votos  de nuestros queridos hermanos: Alejandro Mejía (mexicano), Myriam López (peruana) Y Elena Salvagnin (italiana). También ha sido un encuentro lleno de emoción y alegría  en el cual nos han podido compartir cómo Dios se hizo presente en distintos momentos de sus vidas.

Les deseamos a todos ellos grandes bendiciones en su camino y seguimos acompañándolos en sus elecciones diarias con nuestras humildes oraciones. Dios los guie y nuestra madre María los proteja siempre.