Esta mañana hemos vivido el evento evangelizador parroquial. Un buen grupo de laicos de todas las  capillas se ha comprometido para llevar la Buena Nueva a las familias de una zona de nuestra parroquia La Trinidad. A pesar del gran calor de la mañana, hemos ido tocando las puertas de nuestros hermanos
para regalarles nuestra sonrisa, nuestro amor reciproco y el mensaje del amor de Dios.
Ha sido muy bonito visitar las casas, conversar con las personas dando un testimonio de fe, de gozo y de amistad en el Señor. Agradecemos a cada uno por su disponibilidad y entrega en este día de misión y ofrecemos a Dios la vida de todas las personas encontradas, sobretodo la más necesitadas de su amor y consolación.