Después de 8 años de camino en grupo misionero, Leslie Mendoza, de 27 años donará 6 meses de su vida al pueblo brasileño juntamente con la comunidad de San Pablo


“Siento que ahora es el tiempo justo para detenerme y poder donar mi tiempo y mis fuerzas a mis hermanos del pueblo Brasileño.”

Licenciada en educación primaria, dejará su familia y su empleo para unirse a los hermanos de la comunidad de San Pablo, donando su tiempo a las necesidades de nuestra comunidad.

 

“Unas de las cosas que nuestra comunidad me ha transmitido es el amor a la misión y desde que empecé a caminar dentro del grupo misionero custodié en mi corazón este deseo....”

Leslie partirá día 10 de mayo y regresará el día 10 de noviembre, rezamos desde ahora para su experiencia en la misión de San Pablo.