El domingo 1 de marzo realizamos la Asamblea Parroquial de inicio de año pastoral. Este año el lema guía del camino por hacer como Parroquia es este: “¡Iglesia de puertas abiertas: para salir y para acoger!”.

La Asamblea empezó con una amena charla dada por un amigo, Alcides Alipio, sobre el trabajo en equipo y como vivir los conflictos en nuestra realidad, que ha sido muy útil para introducir la reunión y aclarar algunos puntos sobre el deseo que todos tenemos de trabajar juntos por Dios.

Luego el párroco, P. Marco, explicó los objetivos para este año: fortalecer el salir a las periferias como invita Papa Francisco, que para nosotros significa salir a los varios sectores para ofrecer una Iglesia a puertas abiertas, que quiere acoger a todos. Subrayó la importancia de seguir trabajando sobre este aspecto, para que nuestra parroquia pueda ser más acogedora y más abierta, a hermanos cercanos y alejados que busquen a Dios.

Al finalizar, antes de la Misa de conclusión, se han presentado los hermanos que este año estudiarán la teología para seguir su formación a la vida consagrada; son varios, 10, y ha sido bonito la acogida que les ha dado y el deseo de contribuir económicamente a su preparación universitaria.

También han sido presentadas las tres hermanas que en estos últimos meses recién han empezado los primeros pasos en nuestra Comunidad, eligiendo seguir a Dios en ella: Rocío Sevilla Lima, Rubí Lara Gadea, Brenda Oré. Agradecemos mucho por el don que son, por el sí que han dado a Dios y porque son fruto de la vida de nuestra parroquia abierta a la acción de Dios; las tres vienen de familias que viven cerca de una de nuestras capillas.