Desde el 15 hasta el 19 de enero se realizó el Verano Misionero de los adolescentes, que ha reunido a 60 chicos alrededor de este tema: Como vivir la santidad hoy desde su perspectiva, para ser luz para los demás. Han transcurrido el fin de semana en Flor de Amancaes, un poblado de recién invasión no lejos de nuestra zona, donde han traído un anuncio sencillo del amor de Dios a niños, papas y a todos cuantos encontraban. Aún bajo un sol muy fuerte, nuestros pequeños evangelizadores no se han desanimado: el sábado han vivido toda la tarde en estos cerros para jugar con los niños, ofrecerles pequeños momentos de diversión y actuación además que charlas para los papas. El domingo por la mañana han vuelto allá para celebrar la Misa con ellos y después bendecir a las familias.

Los chicos, con la típica fuerza de los adolescentes, han gozado mucho en poder alcanzar a estos amigos más desfavorecidos y se han donado con gozo. Agradecemos por la experiencia vivida, por el camino de cada uno y por todo lo que Dios habrá querido comunicar a cada uno en estos días juntos.

Click aquí para ver algunas fotos del retiro.