Desde el 2 hasta el 11 de enero 2015 hemos realizado el Verano Misionero de los jóvenes del GimVi. Con el lema “¡Salgamos!” y respondiendo a la invitación del Papa Francisco, alrededor de 80 chicos han participado en la experiencia y se han donado para encontrar a otros jóvenes de nuestra parroquia. Los mismos chicos del GimVi han deseado llevar adelante este nuevo proyecto: alcanzar a algunos de los muchos jóvenes que viven en el territorio de la parroquia que están alejados de Dios o no frecuentan regularmente la Iglesia, para enseñarles la cercanía de Dios.

De varias maneras, en las noches se han visitado a los chicos en algunos lugares estratégicos, reuniéndolos antes y ofreciendo talleres muy divertidos, por ejemplo de danza, música y pintura, que puedan llamar su atención y ayudar a pasarles un mensaje católico. Los jóvenes han contestado muy bien a las invitaciones hechas, han participado con sencillez y han apreciado nuestro deseo de cercanía.

El sábado en la tarde, después de toda la semana de talleres llevados adelantes cerca de sus casas, se han invitado a los jóvenes encontrados a participar de un pequeño evento realizado en el parque cerca de la parroquia, con momentos de juegos, música, skate, presentación de lo aprendido durante los talleres y donde también algunos han podido expresar sus dones con el “beat box”. Al terminar, algunos se han quedado también para celebrar la Misa juntos en la Comunidad.

Agradecemos mucho por esta experiencia de fe y de donación vivida, donde los chicos del GimVi han podido sacar afuera sus dones y asumir en primera persona este proyecto tan bonito de acercamiento a sus contemporáneos. Agradecemos a Dios también por la respuesta de amor que hemos recibido y por el deseo que ahora todos tienen de seguir adelante con esta misión evangelizadora en Villa María del Triunfo y alrededores.

Miren aquí algunas fotos del evento.